• Herbert Calderón Alemán, CPP, PCI, PSP, CFE

Los 10 errores comunes en los indicadores en gestión de riesgos


Todo programa de seguridad debe contar con métricas e indicadores necesarios (KPI) (Indicador clave de rendimiento) para observar su desempeño. Erróneamente se asumen indicadores de costos, presupuestos, proyectos, de horas, de capacitaciones, etc. sin antes considerar el estado real de los riesgos asociados, medir sus tendencias, observar el progreso del programa o simplemente evidenciar que no tenemos datos del daño contra la operación.

Debemos en primer término considerar que cualquier programa de seguridad debe ir orientado al nivel de los problemas que afecten y puedan afectar a la operación productiva. Este procedimiento se denomina la cuantificación del riesgo que es la expresión matemática del estado real de la amenaza en su aproximación al daño.


Los KPI deberían: brindar el mayor valor a la organización, estar bien definidos, alineados con los objetivos del negocio y traducidos, de modo que el equipo pueda enfocarse en lograr los resultados deseados. Ellos aseguran que su empresa actúe en conjunto, trabajando en la dirección correcta, totalmente dedicada a los objetivos que usted ha establecido.


En consecuencia, la medición de estado del riesgo periódicamente es considerar la tendencia, que es, observar la mejora en la disminución del riesgo mes a mes, a partir de ello se puede construir o implementar cualquier sistema o métrica.

10 Errores comunes:

  1. Establecer indicadores solamente económicos o relacionados con costos. Muchas veces presentamos cifras económicas o de reducción de presupuesto como demostración de la eficiencia de un programa, en la realidad y sin el alineamiento al riesgo. Por lo tanto, la reducción económica está lejos de la mejora de las pérdidas, muy por el contrario, podría contribuir al incremento del problema o un mal tratamiento.

  2. Establecer indicadores de la situación del momento, de igual forma y no en la dinámica requerida se presentan indicadores de aspectos pasados o relegados como podrían ser medidas de capacitación o asistencia, cuando requerimos medir resultados de un plan de gestión nuevo que vendría hacia lo medular.

  3. No establecer indicadores ni tendencias relacionados con los riesgos, se presentan muchas veces modelos relacionados con personas, financieros, operación, porcentajes, etc. Sin tener en cuenta la cuantificación o medición del riesgo de manera competente, y posterior e alinear los demás ratios.

  4. No relacionar los indicadores con la estrategia general. Sólo son realmente útiles si están alineados con su estrategia e informan la toma de decisiones estratégicas. Cuando no están vinculados a su estrategia, está desperdiciando grandes cantidades de tiempo y dinero recolectando información que no beneficiará al negocio. Los indicadores son útiles si entregan información de misión crítica que sea relevante para su negocio. Se deduce, por lo tanto, que una vez que sepa lo que está tratando de lograr en su negocio, debe usar esos objetivos para ayudarlo a seleccionar los KPI relevantes.

  5. Establecer indicadores muy sencillos de calcular. Desafortunadamente, a menudo hay una desconexión entre si algo se puede medir y si se debe medir. Por lo tanto, uno de los mayores errores que cometen las personas con los KPI es medir todo lo que es fácil de medir, independientemente de su relevancia para el negocio.

  6. Mantener indicadores sin actualizarlos periódicamente. Una vez que se han identificado o diseñado los KPI correctos, a menudo nunca se los cuestiona en términos de si siguen siendo relevantes, vinculados a la estrategia o si continúan ayudando a la empresa a responder preguntas críticas. Es importante asegurarse de que siempre esté recopilando los datos correctos, recopilándolos con la frecuencia suficiente y utilizando lo que recopila.

  7. No presentar indicadores de los resultados de las mejoras propuestas, la situación del avance del plan de gestión es importante presentarlo así como lo relacionado como porcentajes de implementación, reducción de pérdidas comparativas, todo ello en relación al programa.

  8. No presentar los indicadores en orden secuencial, la información debe ser presentada luego del nivel del riesgo y como parte integrante de las medidas para mitigar el nivel de amenaza.

  9. Mostrar los indicadores puntuales sin enfatizar en las tendencias de mejoras o retroceso, es repetitivo el presentar las cifras fríamente sin considerar una tendencia o tal vez compararla con solamente una meta, sin considerar la tendencia que es lo que más interesa realmente, la tendencia puede ser de mejora hacia la meta propuesta o puede ser peor, alejándose de la meta para lo cual se debe corregir el plan.

  10. No presentar los indicadores como cálculo de todo el sistema de gestión en general, los KPI, deben ser el resultado del cálculo de todo los elementos de supervisión del sistema, ello quiere decir que los indicadores gerenciales deben mostrar el trabajo de todo el personal de supervisión del sistema, al final lo que presenta el gerente es el resultado del alineamiento de todo el equipo de trabajo.


© 2017 Centro de Estudios de Seguridad. Todos los Derechos Reservados

Av. El Derby 055 Centro Empresarial Cronos Torre 1 Piso 7

Tel: 511-716-2734

  • White Facebook Icon
  • White LinkedIn Icon
  • White YouTube Icon