© 2017 Centro de Estudios de Seguridad. Todos los Derechos Reservados

Av. El Derby 055 Centro Empresarial Cronos Torre 1 Piso 7

Tel: 511-716-2734

  • White Facebook Icon
  • White LinkedIn Icon
  • White YouTube Icon
Please reload

Entradas recientes

Prevención y Proactividad, el valor agregado de las organizaciones modernas

November 14, 2017

Constantemente estamos escuchando sobre tomar acciones preventivas, de prevenir, de la prevención, y esto en casi todos los aspectos de los negocios y empresas. El tema de prevención es muy importante y permite anticiparnos a los problemas que se pueden presentar por no tomar medidas que eliminen o minimicen aquellas situaciones que presenten riesgo a nosotros, nuestros trabajadores, clientes, visitantes o instalaciones.

El fin primordial de la prevención es la preparación y educación de un individuo solidario, informado y sensibilizado en torno a las causas e impactos de los problemas sociales; participativo; capaz de tomar decisiones acertadamente; con buena autopercepción; que pueda interrelacionarse con sus semejantes; apto para distinguir sus necesidades reales de aquellas creadas; asertivo, es decir, que sepa escuchar y expresar sus emociones, sentimientos e ideas de forma honesta y sin ansiedad; hábil para dar y recibir, en condiciones de realizar críticas constructivas que aporten posibles soluciones a determinados hechos o situaciones; capaz de resolver o enfrentar adecuadamente problemas personales, interpersonales, familiares y del colectivo; conocedor de sus deberes y derecho; con sentido de autodefensa; con una sana estructura ética y moral; con disposición positiva ante la vida; optimista; creativo; competente para buscar alternativas válidas, reales y provechosas con el fin de satisfacer necesidades y deseos de diverso orden; conocedor de sus capacidades, potencialidades y limitaciones.

 

La Proactividad es una actitud en la que un sujeto u organización asume el pleno control de su conducta de modo consiente y activo, lo que implica la toma de iniciativas en el desarrollo de acciones creativas y audaces para generar mejoras, haciendo prevalecer la libertad de elección sobre las circunstancias del contexto. La proactividad no significa sólo tomar la iniciativa, sino asumir la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan; decidir en cada momento lo que queremos hacer y cómo lo vamos a hacer.

Las actuales necesidades, propias del desarrollo en todos los negocios y empresas, nos encaminan a contar con personas que fusionen estos aspectos de proactividad y prevención, es posible que una se desarrolle bien sin necesidad de contar con la otra, pero una adecuada fusión de ambas genera una sinergia que se materializa en acciones adecuadas, oportunas y efectivas que generan valor agregado en el entorno en el que nos desenvolvemos.

 

Los aspectos económicos de los accidentes guardan estrecha relación con las de su prevención; cuánto más dinero se invierte en prevención, tanto menos se gastará a consecuencia de accidentes. Aunque resulta fácil determinar los gastos de la prevención y agruparlos en categorías, determinar los costos generados por los accidentes resulta mucho más complejo y subjetivo, siendo muy difícil de determinar ya que estos tienen costos directos, costos indirectos y costos subjetivos.

La prevención y la proactividad adecuadamente entendidas y aplicadas por las personas, como parte natural de su vida cotidiana, nos permite contar con una organización que se mantiene a la vanguardia en todos los aspectos. Si nos concentramos en los aspectos de la seguridad nos permitirá contar con muchos observadores que estarán prestos a comunicar los detalles que pueden generar riesgos y tomaremos las medidas adecuadas para subsanarlos, y estamos inmersos en un ambiente laboral de mejora continua.

 

En este mundo cambiante en el cual cada vez más nos estamos enfocando en los detalles de los procesos con los cuales nuestra empresa se desarrolla, es importante y, aún más, necesario que nuestros colaboradores cuenten con las capacidades de ser preventores y proactivos, con lo que nos encaminamos por la senda del éxito y del desarrollo personal de nuestros trabajadores y de nuestra empresa, debiéndose entender que esto no garantiza el éxito pero si nos pone en el camino hacia él. Tal como dice un argot militar “una buena logística no asegura el triunfo en la guerra, pero una mala si garantiza el fracaso”.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload

Archivo